Nueva Evaluación y Retroalimentación formativa para docentes – Aprendo en Casa.

¿A quiénes esta dirigido?

Uno de los propósitos de la retroalimentación formativa es desarrollar un estudiantado autónomo, capaz de regular sus procesos de aprendizaje, de reconocer sus fortalezas y debilidades y de orientar sus desempeños y producciones al logro de los objetivos de aprendizaje.

Para ello, es importante propiciar una participación de las y los estudiantes en sus aprendizajes a lo largo de toda su escolaridad. Esto implica que las prácticas de retroalimentación formativa se instalen en todos los niveles de escolaridad, con propuestas ajustadas a cada uno de ellos.

Por ejemplo, para los más pequeños de educación básica, se utilizarán imágenes y actividades lúdicas. Para el segundo ciclo de la educación básica, se ofrecerán cuestionarios, listas de cotejo o rúbricas.

Para el estudiantado de educación secundaria se propondrán diversas actividades de autoevaluación, como por ejemplo, listas de cotejo, rúbricas, gráficos, preguntas, entre otros, a partir de un trabajo profundo con los criterios y descripciones de los niveles de calidad de las producciones.

 

¿Qué instrumentos utilizaré?

Al planificar las prácticas de retroalimentación formativa, disponemos de una variedad de instrumentos. Presentaremos cinco instrumentos considerando que cada uno de ellos puede ser utilizado en diferentes niveles de escolaridad, con los ajustes necesarios debido a su versatilidad:

a) Cuestionarios

b) Listas de cotejo

c) Rúbricas

d) Protocolos

e) Tarjetas de salida.

 Los criterios que utilizamos para la selección de los instrumentos son:

Que el estudiantado sea protagonista activo de sus aprendizajes.

  • Que sean instrumentos prácticos para su administración.
  • Que sean sencillos y desafiantes para el estudiantado.
  • Que favorezcan el desarrollo de habilidades metacognitivas, que propicien aprender a aprender, distinguiendo lo que están logrando y lo que tienen que mejorar.
  • Que orienten acerca de cómo mejorar.

 

Instrumentos para la evaluación y retroalimentación formativa
Los Cuestionarios

Los cuestionarios están conformados por un conjunto de preguntas abiertas para ser respondidas a modo de autoevaluación.

Invitan al estudiantado a reflexionar sobre algún aspecto de su aprendizaje, el contenido, sus actitudes, sus expectativas.

Las preguntas pueden ser respondidas en forma individual y luego es posible reunir a los estudiantes en pequeños grupos para compartir las respuestas. La información se puede volcar en un póster en la pared del aula e ir revisando las respuestas a medida que se desarrolla una unidad de aprendizaje o proyecto.

¿Qué sé sobre la unidad y/o Experiencia de aprendizaje que vamos a aprender? ¿Qué quiero saber? o ¿qué preguntas tengo?   ¿Qué pienso que me va a resultar difícil?
     
Los cuestionarios como instrumento en la evaluación y retroalimentación formativa



Ventajas

Los cuestionarios con preguntas abiertas ofrecen información acerca de las percepciones, pensamientos, sentimientos y conocimientos previos del estudiantado. Estas informaciones son valiosas para que el profesorado pueda ajustar la enseñanza, y también para el estudiantado, en términos de sentirse partícipes activos en sus aprendizajes. También constituyen un punto de referencia al cual volver en distintos momentos de la secuencia de enseñanza.

Listas de Cotejo

Una lista de cotejo reúne una serie de aspectos, características, cualidades y acciones observables sobre un proceso, un procedimiento o un producto dividido en partes. Para construir una lista de cotejo es necesario diseñar un cuadro de

doble entrada y escribir preguntas o afirmaciones referidas a los objetivos de aprendizaje. Estas preguntas o afirmaciones son cerradas. Para responderlas, se marcará con una x, ya sea la presencia o ausencia de un atributo (sí o no), la frecuencia (siempre, a veces, nunca) o la cantidad (mucho, poco, nada).

Para acceder a información que no sea solo cuantitativa, es posible incluir algunas columnas cualitativas para recibir aportes del profesorado o de los pares, de modo que el estudiantado busque evidencias que se articulen y justifiquen las afirmaciones o preguntas.

Ejemplo:

Propósito de aprendizaje:

Explicar los cambios de la superficie de la Tierra a partir de la interacción de sus capas y los movimientos de las placas tectónicas (sismos, tsunamis y erupciones volcánicas).

    SÍ   NO   Evidencias Retroalimentación formativa del profesorado o de pares
Describí qué es una erupción volcánica.        
Expliqué las razones por las que se producen las erupciones volcánicas        
Justifiqué cómo una erupción volcánica puede modificar un espacio geográfico, sus habitantes y sus recursos.        
Comuniqué los resultados de mi investigación mediante un informe, utilizando las TICS        
Lista de Cotejos como instrumento y evaluación en la retroalimentación formativa

 

Ventajas

Las listas de cotejo son sencillas de completar por el estudiantado. El profesorado puede tener una visión general del grupo de estudiantes sumando las respuestas de cada uno y, a partir de allí, tomar decisiones acerca de la enseñanza.

Son útiles para evaluar la adquisición de habilidades en investigaciones científicas, actitudes en distintos ámbitos (cívico, autocuidado, científico, entre otros), actividades prácticas, presentaciones, construcción de modelos, proyectos tecnológicos, pósteres, diarios murales, trabajo colaborativo, etcétera.

Como se advierte del ejemplo, una misma lista de cotejo puede emplearse al realizar autoevaluación, evaluación entre pares y retroalimentaciones formativas por parte del profesorado.

 

Las Rúbricas

Fueron creadas por Heidi Goodrich (1999) para ofrecer retroalimentación con la intención de transparentar y compartir con la comunidad educativa los criterios de evaluación. Existen estudios que muestran el valor del uso de rúbricas cuando hay una intervención adecuada del profesorado y cuando su utilización se encuentra enmarcada en un trabajo profundo de desarrollo de la autoevaluación.

La utilización permanente de rúbricas también orienta el trabajo de las y los docentes al diseñar instrumentos de evaluación. Cuando  estos últimos  se  confeccionan junto a las  rúbricas,  la corrección  y  retroalimentación  de  las producciones de los estudiantes se orienta con mayor precisión a los criterios seleccionados, logrando un trabajo más justo.

Ejemplo:
Propósito de aprendizaje:

Observar, medir y registrar datos y representarlos en una variedad de formas, incluyendo tablas y gráficos, y las TIC cuando corresponda.

  EXPERTO PRACTICANTE APRENDIZ NOVATO
ORGANIZAR LA INFORMACIÓN Utilizo un gráfico de barras. Utilizo un gráfico de barras. Utilizo un gráfico de barras, con mediación Utilizo un gráfico de barras, con mediación.
Escribo el nombre de todos los ejes y los diseño en escala Escribo el nombre de todos los ejes y los diseño en escala, con mediación. Escribo el nombre de uno de los ejes y los diseño. Necesito ayuda para escribir el nombre de los ejes y para diseñar en escala los ejes.
Escribo un título pertinente Escribo un título, aunque no estoy muy seguro/a si es pertinente. No tengo claridad respecto a la organización de los datos No comprendo la representación gráfica de los datos, no entiendo su relación
Incluyo los datos en los ejes adecuadamente Tengo algunos errores en la organización de los datos.
Las rúbricas como instrumentos de evaluación y retroalimentación formativa en los estudiantes

 

Ventajas

Las rúbricas aportan transparencia acerca de los distintos niveles de calidad de los desempeños y producciones. Son orientadoras, funcionan como mapas de ruta acerca de cómo avanzar en el aprendizaje y muestran al estudiantado las áreas en las que tiene que mejorar. Sin embargo, es necesario señalar que para que esto suceda, la formulación de la rúbrica debe ser adecuada a la comprensión del estudiantado.

Fuente: www.summaedu.org

No olvide compartir en tus Redes Sociales o Grupos de Facebook

TODOS LOS GRUPOS [AQUÍ]

Suscríbete a nuestro canal Youtube:
Y estarás al tanto de la Tecnología Educativa