Minedu Explica cuáles son las problemáticas al ingreso tardío para su plan de recuperación de Enero y Febrero en el 2021

conozca aquí las explicaciones del Minedu sobre las problemáticas al ingreso tardío para su plan de recuperación de Enero y Febrero en el 2021

La nueva coyuntura social y global ha revelado que en algunas familias la educación de sus hijos ha dejado de ser una prioridad frente a otras necesidades básicas que les ha costado cubrir. En un estudio sobre la deserción escolar realizado por GRADE se menciona que, aquellos que aspiraban a alcanzar una educación superior a futuro, presentaban menor riesgo de desertar. Esto guarda relación con el valor que le otorgan a la educación, el cual es sostenido incluso en tiempos de crisis.

Para el presente análisis consideraremos que las niñas, los niños, adolescentes, jóvenes y adultos están fuera del servicio educativo cuando, por algún motivo:

• No se ratifican la matrícula en la Educación Básica pese a haberse matriculado un año anterior.
• Interrumpen sus estudios durante el año escolar.

En el Perú, miles de niñas, niños, adolescentes, peruanas y peruanos dejan de estudiar cada año. Antes de la pandemia, alrededor de 1 de cada 10 de niñas, niños y adolescentes (NNA) de entre 13 y 19 años habían interrumpido sus estudios de Educación Básica.

En 2018 y 2019, la deserción escolar interanual presentó una tendencia a la baja tanto en primaria (1.5% y 1.3%) como secundaria (4.1% y 3.5%). En 2020, más de 120.000 estudiantes en primaria y 100.000 en secundaria no se matricularon en la Educación Básica pese haber estado matriculados en 2019 y no haber terminado sus estudios aún.

En este contexto, con el COVID-19, la tasa de deserción interanual se ha elevado en los diferentes niveles y ciclos (3.5% y 4%), de primaria. Asimismo, hay un alto riesgo al alza en los próximos años por los problemas económicos que podría afrontar el país debido a la pandemia. A continuación, listamos algunas de las causas más comunes de la deserción:

Educativas:

  •  Falta de interés en el estudio, que puede explicarse por expectativas insatisfechas o deficiencias en la prestación del servicio, pérdida de confianza en las propias capacidades, entre otros factores.
  •  Falta de interés de las familias en el proceso educativo y bajas aspiraciones sobre el futuro.
  •  Bullying, acoso, discriminación, maltratos y otras formas de violencia que desmotivan e inhiben al estudiante de seguir asistiendo a clases.
  •  Bajo rendimiento académico que alejan a las niñas, los niños y adolescentes de las escuelas. Repeticiones de año que desmotivan a sus padres a seguir invirtiendo en ellos.
  •  Tener una lengua materna indígena, que puede generar discriminación o exclusión.
  •  Estudiantes con habilidades diferentes o con discapacidades que dificultan su adaptación al sistema escolar.

Sociales:

  • Situaciones disfuncionales en el ámbito familiar: ausencia de los padres o episodios de violencia doméstica.
  •  Bajo nivel educativo de los padres.
  •  La brecha de género. En este punto, cabe señalar que las niñas son más vulnerables que los niños a los cambios negativos en la economía familiar, por lo que es esperable que en la coyuntura actual haya más casos de niñas que abandonan los estudios, en relación con los niños. Los embarazos a edad temprana, aunque en este caso no hay consenso en señalar a la deserción como causa o como consecuencia.
  • Cabe destacar el esfuerzo sostenido de las y los docentes por recuperar a sus estudiantes. Luego de recoger testimonios de docentes5 mediante entrevistas realizadas durante estos meses de distanciamiento social, se ha podido reconocer algunas iniciativas que aquí compartimos:
  •  Cuando hay poca conectividad, algunas y algunos docentes logran comunicarse mediante llamadas telefónicas con la familia o con los mismos estudiantes. En otros casos, logran establecer una comunicación vía WhatsApp. Cuando no cuentan con teléfono, en algunos casos utilizan hasta el altavoz para llegar a ellos.

Económicas:

● El costo de la educación para las familias en pobreza extrema, sea por los materiales que necesita, como por el tipo de apoyo que ellos requieren para sostenerse económicamente.
● Precaria situación económica de muchas familias, que las lleva a hijos para que se incorporen cuanto antes al mercado laboral. (Muchos peruanos optan por los beneficios de corto plazo, a diferencia de la apuesta a largo plazo que representa la educación). ejercer presión Algunos padres tuvieron que volver al trabajo y al no contar con personas en casa que puedan cuidar a sus hijas e hijos se los llevaron a su espacio de trabajo, perdiendo la oportunidad de continuar con sus estudios o los han responsabilizado de sus hermanos menores.
● Muchos jóvenes y adultos, cabezas de familia, tuvieron que priorizar su trabajo para llevar el sustento a su familia.

Fuente :https://repositoriodocente.com/

Comparta esta información en todas tus redes sociales.

No olvide compartir en tus Redes Sociales o Grupos de Facebook

TODOS LOS GRUPOS [AQUÍ]

Suscríbete a nuestro canal Youtube:
Y estarás al tanto de la Tecnología Educativa